Cuidado de la piel de las personas mayores

El cuidado de la piel en las personas mayores

Los problemas de la piel en las personas mayores

A medida que envejecemos, nuestra piel atraviesa cambios estructurales y funcionales que a menudo se manifiestan en molestias y problemas con diferentes niveles de gravedad.

Sin embargo, y a pesar de que las consecuencias de estos cambios, por un lado, son altamente frecuentes en la población mayor, y de que además pueden tener serias repercusiones tanto físicas como psicológicas en quienes las padecen, suelen ser subestimadas y usualmente desatendidas por cuidadores, familiares y médicos, quienes llegan a pensar que se trata de problemas “mínimos” respecto a otros más conocidos, como aquellos que tienen que ver con el corazón, los huesos, las articulaciones o la memoria, que se consideran “más urgentes”.

Pero a pesar de su poca popularidad, los problemas de la piel pueden ser realmente devastadores; no sólo resultan incómodos y en muchos casos perturbadores; también son dolorosos, pueden afectar las relaciones interpersonales, el sueño y otros sistemas del cuerpo, y además repercutir en la pérdida de la confianza y la autoestima, y con ello, causar depresión y ansiedad.

Para saber qué tipo de piel tiene y cómo debe cuidarla puede revisar este artículo que le dará las pautas para saberlo.

Es por eso que es preciso no sólo tratar oportunamente las afecciones de la piel, sino también prevenirlas con cuidados habituales y productos especialmente diseñados para pieles maduras, que tienen características y necesidades distintas a las pieles jóvenes, y por lo cual es recomendable evitar el uso de productos para unas en las otras. 

Mandamientos para el cuidado de la piel madura:

1. Lavar y secar minuciosamente los pliegues cutáneos

La humedad puede favorecer el deterioro de la piel y la aparición de molestias que pueden complicarse.

2. Evitar jabones comunes y usar jabones con pH ácido

Con la edad, se pierde la acidez que le permite a nuestra piel comportarse como una barrera protectora, lo cual facilita la aparición de rasquiña, erupciones e infecciones. (Los jabones alcalinos comunes son irritantes para las pieles maduras y pueden agravar la pérdida de la acidez).

Los paños húmedos de Geriderm baño fácil están recomendados para pieles maduras. Pues tienen pH ácido y están especialmente diseñados para la limpieza corporal de las personas mayores cuando existen limitaciones de desplazamiento y movilidad. Se puede usar diariamente y cada Geriderm baño fácil contiene 50 paños húmedos.

3.  Usar diariamente lociones humectantes

La resequedad de la piel es muy frecuente en las personas mayores, ya que con los años la capacidad de mantener la hidratación se va perdiendo y, de no prevenirse puede causar problemas graves. Los invitamos a conocer la crema hidratante corporal y la crema hidratante para los pies recomendadas para pieles maduras.

4. Proteger la piel de la humedad en personas con incontinencia

La incontinencia urinaria es una condición frecuente en hombres y mujeres mayores, y quienes la padecen deben extremar el cuidado de la piel en la zona genital para evitar que el contacto frecuente con la orina provoque irritaciones y daños. Los invitamos a conocer la emulsión y el spray para proteger las pieles maduras de la orina y la humedad.

Incentivar el cuidado de la piel de nuestros mayores, así como tratar sus problemas dermatológicos es fundamental para su salud física y mental, y una forma de contribuir activamente con su humanización social.

Compartir esta entrada de blog:

Contáctenos

[email protected]
(+57) 3175157103

Visítanos

2022 Mayor Vida S.A.S. Copyright © – Todos los derechos reservados.

Contáctanos al 
3175157103